Buscar este blog

lunes, 11 de septiembre de 2017

El gran azul

Mi amigo Javier Guallart, el de los retos, se ha dejado convencer y nos ha escrito este post. Espero que lo disfrutéis.

Los temporales nos traen  a la playa restos que nos dicen mucho de lo que en hay en el mar aledaño. En este caso, este pasado fin de semana en la playa de El Saler en Valencia.

Foto: J. Guallart

¿Sólo una pata de cangrejo? Sí. Pero azul y enorme, ¿no crees?

Se trata de una de las pinzas (llamadas quelípedos) de un cangrejo invasor, la jaiba azul (Callinectes sapidus), un “pedazo de cangrejo”. Esta especie de gran tamaño es habitual y abundante en las costas atlánticas americanas. Su presencia en el Mediterráneo no se conocía hasta mediados del pasado siglo, cuando se detectó por primera vez en el mar Adriático. Hace apenas hace unos pocos años, en 2012, se constató su presencia en las costas españolas.

Se la considera no sólo invasora sino, dentro de este grupo de especies, posiblemente una de las más problemáticas: su gran tamaño y voracidad, puede suponer una importante alteración de las redes tróficas de los ecosistemas costeros de la zona. 

Dibujo: Facundo Nehuén López


Pero la especie posiblemente tenga un punto débil: se dice que gastronómicamente es excelente. En este caso la actividad pesquera dirigida a este cangrejo, aunque no consiga su erradicación, sí que pueda llegar a controlar sus poblaciones.

Pero aún nos queda la duda: ¿cómo llegó este quelípedo a la playa? ¿Ya hay depredadores naturales en nuestra zona que se dedican a alimentarse de esta especie?


No hay comentarios:

Publicar un comentario